Felicidad Vs Alegría, Feliz Vs Alegre

Hace demasiado tiempo que no escribo aquí y me han pasado demasiadas cosas. tal vez por eso he pasado un poco del tema pese a haber pensado numerosas veces en escribir aquí.

¿Sabéis esa impotencia que se siente cuando un día te saturas y te das cuenta de que tu vida está estancada? así llevo yo sintiéndome desde antes de navidad.

Antes que nada me gustaría dejar claro que no, no estoy contenta con mi vida; y si, soy plenamente consciente de que soy “afortunada“. Afortunada por que mi familia está sana y al completo, afortunada por tener un techo bajo el que vivir, afortunada por tener unos amigos maravillosos, afortunada por no pasar hambre y no tener necesidades económicas, afortunada por tener salud…pero no, no me siento “afortunada“.

Profesionalmente hablando mi vida es inexistente, académicamente hablando y a 3 asignaturas de terminar la carrera mi trayectoria es una mierda, tal vez sea por que las 3 asignaturas que me quedan no me gustan, me parecen irrelevantes para un futuro desarrollo profesional y no las apruebo por más horas que eche estudiando; y personalmente…bueno…¿acaso tengo vida privada? la respuesta es no.

A estas alturas de la vida y después de los numerosos pasos, cambios y tumbos que he dado se supone que tendría que ser feliz ¿no?. Soy de esa generación a la que la vendieron la moto de que si estudiabas y te esforzabas, si te cuidabas y eras comedida, sería sólo cuestión de tiempo alcanzar la felicidad.

Felicidad…¿qué palabra no?, la RAE describe la felicidad como:

felicidad

Del lat. felicĭtas, -ātis.

1. f. Estado de grata satisfacción espiritual y física.

2. f. Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz.

Empezando por la primera, Estado de grata satisfacción espiritual y física. Si por espiritual hacen referencia a la tranquilidad de la consciencia y la paz en el alma, vamos bien, no he hecho nada “malo” como para que me remuerda la conciencia, no he matado a nadie, no he robado, no he hecho nada imperdonable…pero soy muy pragmática así que quizá esa grata satisfacción espiritual debería de evaluarmela alguien. Y física…no, no estoy contenta con el aspecto “físico” de la definición. Resultado final: 0,5/2

La cosa cambia cuando llegamos a la segunda connotación de la definición. Personas: tengo, Situación: no podría ser peor, Objeto: no soy materialista, ningún objeto podría hacerme feliz. Así que bajo estas premisas se podría decir que obtengo 1/3.

De lo que se concluye una nota total de 1,5/5…lo que es equivalente a una felicidad inexistente. Suspenso.

Soy una persona por definición alegre, pero eso no implica una felicidad inherente. Siempre voy con una sonrisa en la cara, es mi naturaleza, me encanta ver que independientemente de las circunstancias, la gente que me rodea se siente bien, confortada y cómoda por el simple hecho de que yo esté “feliz“, no conoceréis a nadie que os diga lo contrario, nadie os dirá que yo no soy feliz. Pero la verdad de todo esto es que no, no soy feliz, soy alegre. Y para no decepcionar, aquí viene la RAE para explicaros la diferencia entre ser feliz y alegre:

feliz

Del lat. felix, -īcis.

1. adj. Que tiene felicidad.

2. adj. Que causa felicidad.

alegre

Del lat. vulg. *alĭcer, *alĕcris, y este del lat. alăcer, -cris.

1. adj. Poseído o lleno de alegría.

2. adj. Que siente o manifiesta de ordinario alegría.

3. adj. Que denota alegría o viveza.

4. adj. Que ocasiona alegría.

5. adj. Pasado o hecho con alegría.

6. adj. De aspecto o circunstancias capaces de infundir alegría.

En ningún momento vemos que estos dos estados sean sinónimos ¿Me entendéis ahora? Soy alegre, no feliz. Y no se que demonios hacer para cambiar eso.

Para terminar os dejo aquí la definición de alegría, de la que me he permitido escoger las aplicables a personas humanas:

alegría

De alegre.

1. f. Sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores.

2. f. Palabras, gestos o actos con que se expresa el júbilo o alegría.

6. f. coloq. Persona o cosa que es causa de gozo o júbilo.

9. f. pl. Regocijos y fiestas públicas.

Estas son mis argumentaciones, soy mujer de letras y esta es la mejor manera que he tenido de explicaros y plasmar aquí como me siento. Tal vez sea eso que llaman “deformación profesional” pero de momento, y hasta que no tenga un titulo que me defina como profesional no podremos decir eso.

Living manners…

Hoy he decidido escribir…simplemente por recientes acontecimientos en mi vida. No es que vaya a despotricar contra nada ni nadie, es expresar una idea/opinión.

Esta mañana una amiga me ha llamado para preguntarme que qué tal me llevaba con un amigo, la he respondido que, aunque ya no nos llevemos tanto como antes (por la distancia) eso no significa que no le considere amigo y su respuesta ha sido “entonces te cuento que murió su madre la semana pasada”….¿por qué?¿por qué tengo que llevarme bien con alguien para enterarme de estas cosas?¿acaso si me llevara mal no me avisaríais? esto es lo que yo considero “causa de fuerza mayor” para mi esto implica que aunque te lleves a matar con una persona que en algún momento de tu vida fue importante, hay asuntos y acontecimientos que hacen que deje atrás las discusiones y problemas pasados y saquen de mi ese “saber estar convencionalmente socializado” que me han inculcado desde pequeña, si, me llevaré mal contigo, no, nos hablaremos pero coño… hay momentos y momentos. Tal vez esto se deba a que en el fondo (a veces muuuy en el fondo) sabemos que esa discusión o ese problema pasado es una bobada si lo comparamos con este tipo de cosas. Todo parece más estúpido y nos damos cuenta de que en la vida hay cosas como estas que no tienen solución y que si son realmente importantes.

Escribiría muchas cosas más pero hoy…hoy no es día.

I´m tired…

Pues si, hoy el tema va de eso, de que estoy cansada, cansada de la gente, de las puñaladas traperas y de la falsedad de aquellos que creemos nuestros amigos.

Recientemente discutí con la que hasta ese momento era una de mis mejores amigas, y hasta hoy. Cómo es posible que una persona que considerábamos indispensable en nuestra vida de repente decida abandonarnos por un asunto tan trivial como el dinero. Si, el dinero estropea y deteriora nuestras relaciones sociales pero quizás lo que más me ha sorprendido es que no lo he visto venir. Y lo que ha sido el remate perfecto ha sido que…no sé por qué pero la persona que por lo visto tiene toda la culpa soy yo. Siempre habíamos hablado de manera graciosa como otras personas rompían amistades de años por dinero, nos reíamos de esas personas y de lo inmaduro de la situación, quizás fue eso lo que me hizo crearme una idea de lo que ella pensaba y que al final no ha sido así. Lo más decepcionante de todo el asunto, no es el hecho en sí, es la manera en la que todo ha terminado. Vía WhatsApp, Telegram, Facebook e incluso e-mails.

¿por qué cuento esta historia? no era esto de lo que quería hablar pero nos pone en situación de lo que me ha pasado hoy. Un “amigo” (si, entre comillas) con el que tengo asuntos laborales comunes ha resultado ser un farsante y un trepa. Llevaba sospechándolo varias semanas a raíz de comentarios que me hacían los compañeros, pero yo, (inocente de mi), le estaba proporcionando el beneficio de la duda. Hasta hoy. Hoy ha venido a comunicarme “amablemente” que debido a mi indisponibilidad el último día “el grupo” que habíamos formado en el trabajo había decidido expulsarme. la historia no es esa, es el añadido que ha hecho después “hace 3 semanas que te lo tenía que haber dicho pero se me ha pasado”. A ver….”chato”…que nos vemos TODOS LOS MALDITOS DÍAS EN EL TRABAJO, que hemos estado hablando del proyecto y NO HAS TENIDO COJONES A DECIRME NADA. Esto me pone de mala hostia….

¿Nunca habéis tenido ese impulso de coger a alguien de los pelos y darle de golpes contra la mesa? yo si, y debido a la cantidad de películas/series que reflejan ese tipo de situación no me cuesta nada imaginarme haciéndolo. Pero me reprimo por miedo a represalias futuras.

En fin, tengo cuerda para rato…lo que no tengo es más tiempo hoy.

Hastalué!

El principio…

Llevo muchos meses con la necesidad, en mi opinión patológica, que tenemos todos los seres humanos de expresar lo que sentimos. Al final me he decidido hacerlo a través de un blog ¿que porqué no lo he hecho antes?, pereza, vagancia, falta de tiempo…las excusas son miles…aunque en realidad eso de decir que son excusas es una absoluta gilipollez, ha sido por vagancia y punto.

No se si alguien leerá esto, ni siquiera sé cómo van estas cosas, no creo que nadie ponga en Google ningún parámetro de búsqueda que les redireccione aquí pero oye, no es mi problema, no busco cubrir récords de visitas, simplemente voy a usar esto como una herramienta de desahogo. Muchos dirían que es una manera cutre y barata de adaptar una terapia psicológica a mis propias necesidades….¿y sabéis qué? que si, seguramente sea eso. Necesito expresarme libremente, sin temor a criticas (ni de las constructivas….de verdad que no, NO me apetece escucharlas) porque desgraciadamente vivimos en un mundo en el que a TODO el mundo le gusta opinar de TODO…les afecte o no…y lo peor es que encima quieren que se les escuche y que se les tome en consideración!! (¿¡¿¡es en serio?!?!) parece que si no lo haces es un bicho raro, un déspota antisistema cuando no debería ser así. ¿os imagináis vivir en un mundo en el que pudierais decir todo lo que pensáis y al resto de la gente le diera igual? soezmente dicho “que pasaran de tu culo” allá tú y tú vida…vivimos en una falacia que nos hace creer que eso es real, que vivimos en ESE mundo, pero no nos engañemos, no es así. Tenemos una idea distorsionada del concepto de libertad, si, muchos dirán que hay países en que la libertad de expresión no existe debido a las diferentes ideologías políticas que los gobiernan y yo me pregunto ¿de verdad que viviendo en un estado democrático existe la libertad de expresión 100% pura? en mi humilde opinión la respuesta es no. Siempre habrá alguien o algo que nos impida manifestar nuestros pensamientos, llamemoslo leyes, convencionalismos sociales, decoro o simplemente que desde pequeños nos digan “es que eso no lo debes hacer, a la gente no le gusta, contrólate, no está bien decir siempre lo que piensas…” . Últimamente me he apropiado de la expresión “no tengo filtro” la verdadera putada (y de las gordas) es que ni yo me lo creo, siempre hay algo, lo que sea que me hace controlarme.

Como ya no me aguanto más he decidido vomitar esta sarta de pensamientos banales y que muchos tacharán de incongruentes, sin importancia e irrelevantes. Pero de verdad que necesito explayarme. Antes que nada diré que soy una persona que siempre ha estado sufriendo una especie de autorepresión. quizás porque es lo que he “mamao” desde mi más tierna infancia o porque (y aunque suene a canción lo voy a poner) “el mundo me ha hecho así”.  ni siquiera sé si continuaré con este blog, no me voy a poner una fecha de publicación, publicaré cuando lo necesite, no como una norma, eso no se me da bien. así que nada, me despido, y a lo mejor publico otra vez hoy, quien sabe, es algo que a nadie le importa mas que a mi. Hastalué!